PASTEL de MEJILLONES y BERBERECHOS con PESTO de PIÑONES y LECHUGA de MAR


Un delicioso entrante para cualquier ocasión, bueno, bonito y barato. Y además, fácil, rápido y que se puede preparar con antelación.

El pastel os sorprenderá por su delicado sabor y con el pesto de piñones y algas se convierte en una exquisitez con la que triunfarás en cualquier ocasión, ya sea en una comida informal o en una fecha especial como las que se aproximan.

CREMA de ANDARICAS (Nécoras) #mariscocalidade


Ya que se acercan las navidades, os traigo una receta deliciosa muy típica de estas fechas en Asturias.

El mes pasado celebramos la 4ª Xuntanza de GastroBloggers Gallegos en Vigo, y tuve la suerte de que me tocara un lote de mariscos gallegos que sorteó  Mariscos Gontelo, que acudió al evento a presentarnos su maravilloso producto.

En el lote venían 4 deliciosas andaricas que he aprovechado para hacer esta receta y de paso, agradecerles el detalle.

Aprovecho también esta receta para participar en la campaña #mariscoscalidade que lanza Mariscos Gontelo estas navidades.

El mejor post gastronómico que haga mención a esta campaña antes del 20/12/14 gana una mariscada para dos personas. 

No tengo esperanzas, ni este será el mejor post ni mucho menos, pero por si suena la flauta de nuevo ...que estoy en racha jajaja.

FABES con CALAMARES



Mi legumbre favorita sin duda, las señora "faba". Me gustan todas, aunque mis favoritas son las "fabes de la granja" asturianas, suaves, enormes y deliciosas.

Estas en concreto no lo eran, las compré frescas en un mercado de aquí, son gallegas y han salido excelentes igualmente.

Las fabes combinan bien casi con cualquier cosa, mariscos, cefalópodos, carnes, caza ...es una combinación perfecta, realzan el sabor de lo que las acompañe añadiendo su delicada textura y su sabor sin enmascarar el resto.

En este caso las hice con calamares, pero podéis usar chocos, chipirones, sepia, lo que más os guste. las hago mucho también con almejas, pero ya hay muchas recetas por la red así que os traigo estas para variar.

SABAYÓN al vino tostado de O Ribeiro con FRUTAS



Antes de nada, decir que este no es un post patrocinado, surge simplemente de mis gustos personales y mi admiración por el Tostado de O Ribeiro "Alma".

El sabayón es una crema espumosa de origen italiano elaborada con yemas, azúcar y vino Marsala, que yo he sustituído por este tostado de O Ribeiro que me encanta tomar con los postres.

Se puede tomar, fría, caliente, templada, en helado, sola o con frutas frescas ...o como se os ocurra. Podéis usar el licor que más os guste.

En este caso yo la he acompañado con higos y peras caramelizadas, aunque he de decir que para algunos, la combinación resultó un poco empalagosa, así que si no sois muy "larpeiros" usar frutas más ácidas, manzanas, piña, cítricos, o frutos rojos frescos (estos sin caramelizar). A mí me ha encantado.

POTE ASTURIANO de BERZAS



Aunque estos días no está haciendo nada de frío, he visto las berzas en el mercado y no me ha quedado más remedio que hacer el pote asturiano....me moría de ganas.

Muy similar a los caldos gallegos, supongo que la diferencia está básicamente en el añadido de la rica morcilla asturiana.

Lo dejo aquí para que los jóvenes que empiezan a cocinar no se queden sin estos ricos platos que preparan nuestras madres, es lo que más echaba yo de menos cuando me independicé.

PASTÉIS de LORVÃO (COIMBRA), PORTUGAL.



Hoy os traigo unas deliciosos pastelitos de la "doçaria conventual portuguesa".

Iba a hacer los famosos pastéis de Belem, pero he pensado que esos ya los conocéis todos muy bien y ya hay muchas recetas por los blogs nacionales, así que he decidido mostraros algún dulce más del país vecino, que me apasiona.

Estos pasteles tienen su origen en O Mosteiro de Lorvão, uno de los más antiguos de Europa, situado en Penacova, Coimbra.

Como curiosidad, os cuento que el uso abundante de yemas en las "doçaria conventual", parece ser que está relacionado con el uso de claras en los conventos para confeccionar las hostias y para mantener los hábitos de las monjas siempre engomados. 

Para no desperdiciar las yemas confeccionaban estos dulces ancestrales ricos en azúcar, yemas y frutos secos....y a mí me parece fantástico :-)